Cada producto incluye los costos de producción, transporte, personal, impuestos y, por supuesto, un margen de beneficio para las empresas, pero también los costos evitables en las áreas de almacenamiento, publicidad y riesgo.
¿Y si estos costos evitables pudieran ponerse a disposición de la comunidad y todos pudieran donar, regalar o retirar esta cantidad para sí mismos?
En LoVegano-Community los costos evitables son ahorrados por cada individuo y distribuidos en un específico procedimiento.
La planificación individual de nuestro consumo es la herramienta adecuada para ello. A través del prepedido regular y conscientemente planificado de los alimentos y una mejor organización pueden conducir a un ahorro de costes. En lugar de concentrarlos en los beneficios de una empresa, pueden ser devueltos a la comunidad.
Hemos observado que en una comunidad, el riesgo para todos puede reducirse haciendo más predecible nuestro consumo.
Si el comerciante sabe lo que tiene que entregar, sólo comprará eso. Si el fabricante sabe lo que tiene que producir, sólo producirá eso. Si el agricultor sabe lo que tiene que cultivar, plantará sólo eso. Pero si el consumidor no dice lo que quiere consumir, entonces los minoristas tienen que comprar de todo y ponerlo en las estanterías, los fabricantes tienen que suministrar de todo y los productores tienen que ocuparse de fabricar lo máximo posible en detrimento de la calidad. En todas estas áreas, la sobreproducción y el exceso de oferta está creando un riesgo enorme. Dado que es demasiado, a menudo termina en la basura. Por ejemplo en Alemania son alrededor de 12.000.000.000 de kilos de alimentos al año, lo que equivale a 20 mil millones de euros. Y alguien tiene que pagar por el riesgo. Y estos somos ¡Todos nosotros! Por lo tanto, la reducción del riesgo significa menores costes!